lunes, 21 de septiembre de 2009

Actividad práctica 1

Esto que veis abajo a la derecha
no es sólo una calavera autentica, también es una original cámara estenopeica. La imagen de al lado está realizada con este curioso artefacto.
Descubre quién es su autor e investiga todos los datos sobre el tema. Realiza el comentario directamente aquí, en el blog. Recuerda que no aparecerán los comentarios, sólo aquellos que finalmente decida publicar, por su interés y precisión. Tenéis hasta el miércoles 30 de septiembre para la realización de esta actividad.

28 comentarios:

Victoria Abón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marcos dijo...

El artista que construyó esta cámara estenopeica fue Wayne Martin Bleger, ha creado artefactos con materiales tan inusuales como cuernos de ciervo, trozos de una de las torres del World Trade Center (torres gemelas), biblias, toras, coranes o calaveras.

Su cámara mas famosa y/o polémica es la llamada “Third Eye” (Tercer ojo), ya que esta construida con el cráneo de una niña de 13 anos, que vivió hace 150. La visión ante esta creación es que Wayne intentaba asemejar las herramientas que usa un sacerdote católico (oro, plata, sangre y el cuerpo para estar en comunión con Jesús) con las suyas para hacer su arte en esta creación del "tercer ojo" usando aluminio, titanio, sangre y cuerpo en su creación e intentarnos hacer ver
como si la propia niña hiciera lo que el artista, desde sus propios ojos en un plano mas espiritual.

Wayne M. Bleger nació en Pasadena (California) el 11 de febrero de 1964, y desde pequeño, estuvo expuesto a un ambiente católico muy conservador; misas en latín,
boato católico… Entre sus trabajos pasados podemos destacar: monitor,
cazatesoros, instructor de escalada, instructor de buceo, jugador de hockey, estudió música y es un artista.

Ha publicado trabajos suyos en revistas como: Bizarre Magazine, ALARM Magazine, B&W Magazine, Juxtapoz Magazine, San Francisco Chronicle, Elle Décor, Brentwood
Magazine, Tucson Weekly, Seattle Weekly y Los Angeles Times Magazine (algunas de ellas de gran prestigio en el mundo de la fotografía).

Tiene cámaras construidas con aluminio, titanio, cobre, bronce, acero, plata, oro, madera, acrílico, cristal, cuernos, marfil, huesos, huesos humanos,
cráneos, órganos humanos, formaldehído, sangre VIH+, y reliquias, todo diseñado como si fuera una comunión entre el sujeto y el mismo.
Las fotos que realiza, normalmente tienen de especial que tiene un toque macabro, pero tienen una gran calidad y su particular manera de entender la fotografía le ha llevado a participar en exposiciones por medio mundo.


Marcos Javier Rodriguez Luque.
1º Fotografía B. Arcangels17_86@hotmail.com

santiagomanzi dijo...

Impresionante!!! me parece muy macrabro, aunque las fotos que salen no tienen desperdicio, muy interesante este personaje Wayne Martin Bleger, muy buena colección de estenopeicas, algunas fotos dan miedo, bueno no se si solo las fotos porque las cámaras tienen lo suyo también :) es el Giger de la fotografía experimental!!

anlly dijo...

Cámara estenopeica: Ángela Luque Mérida
Es la llamada “Third Eye” (Tercer ojo), ya que está construida con el cráneo de una niña de 13 anos, que vivió hace 150 años. La cámara es para un formato de placa de 9x12 cm, estando realizada con el cráneo, aluminio, titanio, plata y piedras preciosas. Las fotos son tomadas atraves del tercer ojo situado en el centro de la frente.

Esta cámara está diseñada para “estudiar la belleza de la decadencia”, según el propio Bleger. Para su construcción, usó aluminio, titanio, latón, plata, piedras preciosas y la calavera. Lo mejor de todo es que las fotografías que realiza con esta o cualquier otra cámara, son realmente interesantes. Siempre con el toque oscuro y macabro que le caracteriza, pero desde luego, con gran calidad
Wayne M. Bleger nació en Pasadera (California) en 1964 y desde pequeño, estuvo expuesto a un ambiente católico muy conservador; misas en latín, boato católico… todo eso se quedo grabado en la cabeza de este fotógrafo con un sentido de admiración y a la vez, de intriga por algo que no llegaba a entender, pero que le fascinaba.

Su particular manera de entender la fotografía le ha llevado a participar en exposiciones por medio mundo, así como a ser mencionado en algunas de las revistas más prestigiosas del mundo del arte.

ChicaSunFlower dijo...

Pues esta cámara es obra de Wayne Martin Bleger.
El nombre de la obra es Third Eye(Tercer Ojo).
Antes de ser una cámara era una chica de 13 años que murio hace 150 años.

Carlos Portela Lluch dijo...

- El autor de esta "camara" es Wayne Martin Bleger.
- La cámara ha sido construida con el cráneo de una muchacha de 13 años fallecida hace 150 a la que se han añadido metal y piedras preciosas.
- Diseñada para estudiar la belleza de la decadencia.
- Con medidas de 4 "x 5", fue construida con con aluminio, titanio, latón, plata, piedras preciosas y un cráneo.
- La luz entra en el tercer ojo, situado en el medio del cráneo.

Carlos Portela Lluch
carlos@andawaco.es

Ana de la Monja Kühne dijo...

ACTIVIDAD PRACTIVA 1.
Nos encontramos frente a una imagen de una calavera ,que tiene la función de cámara estenopeica. A sido creada por el artista Wayne Martín Bleger a partir del cráneo de una niña de 13 años, al que a añadido metal y piedras preciosas. Su nombre es el de “Third Eye”(“Tercer Ojo”).
La cámara estenopeica de Bleger, fue diseñada para “estudiar la belleza de la decadencia”. En su construcción uso aluminio, titanio, plata, latón. Piedras preciosas y la calavera (de hace 150 años) y su funcionamiento es como el de una cámara estenopeica convencional ( la luz entra por el “tercer ojo” y se refleja en el papel colocado en el centro del cráneo).
Bleger es un artista caracterizado por sus obras macabras, de gran calidad, y los objetos que usa para realizar sus artefactos con diferentes materiales como cuernos de ciervo, todo tipo de libros religiosos, incluso de trozos de una de las torres del World Trade Center.
Bleger nació en California en 1964 en un ambiente católico conservador, esta educación católica influye en sus obras por su admiración e intriga por aquello que no llegaba a entender, pero que le asombraba.
Bleger es un hombre muy conocido por su manera de entender la fotografiá, esto le a llevado a alcanzar la “fama”, y esta obra, “Third Eye”, abrió muchos debates y es una de sus obras mas famosas y cuestionadas.

Ana G. dijo...

El autor de esta genuina cámara estenopéica se llama Wayne Martin Belger, nacido en California en 1964.
Esta cámara está hecha a base de la calavera de una niña de 13 años fallecida hace 150. El estenopo está colocado en el centro de su frente, actuando como un Tercer Ojo, de ahí su nombre “Third Eye”, a través del cual toma las fotografías plasmando “la belleza de la decadencia” de su tiempo en imágenes “eternas” formadas tan sólo con “el contacto directo entre la luz y la emulsión, sin elementos intermedios de ningún tipo, relacionando íntima y espiritualmente la herramienta y el sujeto retratado”.

Ésta es la razón de la fascinación que ejerce sobre el autor la fotografía estenopéica: el hecho de que “el mismo aire y la misma luz que contactan con el sujeto con los que imprimen en la emulsión ese segmento de la realidad, sin manipulación alguna”.

El autor utiliza diversos metales (aluminio, titanio, cobre, bronce, acero), metales y piedras preciosas y otros materiales (acrílico, vidrio, sistemas hidráulicos para la colocación del papel y apertura de la cámara) pero también hace uso de elementos orgánicos como la madera, e incluso humanos, como ya hemos visto, calaveras, huesos de animales, insectos disecados, y hasta sangre humana de un seropositivo (en cámara denominada “Untouchable”), o un corazón de un neonato ( “Heart” ).

Personalmente, me ha dejado impresionada la manera que este hombre tiene para expresarse artísticamente, tan brutal y cruda, cual la realidad misma que, retrada con estos aparatos de formas y temáticas shockeantes, queda grabada en imágenes que de verdad transmiten ese sentimiento de vínculo cámara-sujeto del cual habla el autor, y el cual es el propósito de su obra.


Ana Guerra

Almudena González dijo...

Esta original cámara estenopeica pertenece al artista Wayne Martin Belger, conocido sobre todo por fabricar este tipo de cámaras con partes del cuerpo humano de personas muertas y por utilizar para su construcción sangre infectada con VIH u órganos, además de otros materiales como el aluminio, el vidrio o el marfil.

La cámara que aparece en la fotografía concretamente recibe el nombre de Yama (el dios tibetano de la muerte) y está hecha con el cráneo de un monje tibetano de quinientos años de antigüedad. Los ojos de Yama están hechos de bronce y plata, y cada uno tiene un estenopo de metal, creando dos cámaras separadas. Esta cámara está hecha con titanio, aluminio, bronce, plata y piedras preciosas como zafiros y rubíes, entre otras cosas.

Con sus cámaras estenopeicas, Martin Belger a conseguido misteriosas fotografías, como la que tomó del Taj Mahal y en la que aparecen dos extrañas figuras con apariencia de fantasmas. Aun así, este hecho puede explicarse teniendo en cuenta que, como el propio artista dice, sus cámaras no parecen cámaras, por lo que es fácil que la gente se sitúe delante de ellas sin saber que aparecerá en una fotografía. Los largos tiempos de exposición necesarios explican la apariencia fantasmagórica de algunas de las figuras presentes.

El gusto de Martin Belger por este tipo de materiales y de cámaras está relacionado con su infancia y con la atracción que tenía por la magia y los rituales desde temprana edad, llegando a equiparar las iglesias y los sacerdotes con los magos y los castillos. Usa sangre y órganos humanos para estar en directa relación con las personas a las que pertenecían esas partes; creyendo que de esta manera, la visión que ellos tenían del mundo y una parte de su espíritu quedarían impresos en la imagen resultante, ya que no hay ningún tipo de lente que cambie o manipule la luz ni que la convierta en digital. El resultado de sus creaciones es un estudio de la relación entre las herramientas utilizadas y el producto, entre el artista y el sujeto, entre la intimidad y la distancia.

Almudena González Viaga

Daroga Inc. dijo...

Wayne Martin Belger, es el autor de esta curiosa cámara. Realizada con el craneo de una niña de 12 años, fallecida hace 150, el artista ideó con la estructura del craneo, el funcionamiento de una cámara oscura con excelentes resultados.
El título de esta obra es paradójicamente "third eye" (tercer ojo) y fue diseñada para el estudio de la decadencia de la belleza.
Adornamentada con gemas y realizada con remaches de aluminio, titanio y plata, tiene unas medidas de 4"x5". El funcionamiento es muy intuitivo: la luz entra por el llamado tercer ojo, exponiéndose sobre la película que se encuentra en la cavidad de la calavera.

Belger nació en Pasadena, California el 11 de febrero de 1964, criado en el seno de una familia católica de clase media. Recuerda que durante su infancia asistía a las misas, que se daban en latín, donde todo era mágico. El latín, lenguaje que él desconocía, era acompañado por aquellos maravillosos objetos que el sacerdote utilizaba para dar el santo sacramento. El simil entre los objetos utilizados en la misa con la relación directa de los dogma de fé cristiana (la sangre y el cuerpo de Cristo) y lo que posteriormente sería su propia obra, marcaron la vida y obra de Wayne.
Su trabajo se centra en las cámaras estenopeicas, el motivo es simple: con este tipo de fotografía el aire que toca y rodea al sujeto a fotografiar y es el mismo que entra en el estenopo tocando la emulsión química del papel fotográfico. No hay ninguna barrera entre los dos objetos, no hay tampoco lente, ni se manipula la luz. Con la estenopeica lo que obtienes es una verdadera representación de un segmento de luz y tiempo. Se obtiene el momento.
Wayne Martin Belger ha creado camaras estenopeicas con materiales de lo más dispares. Desde aluminio, titanio, plata, bronce, acero, oro, latón, pasando por madera, acrilico, crista, hasta sangre seropositivo, órganos y huesos humanos.

María Fernanda de la Puebla

Jesse dijo...

Wayne Martin Belger nació en Pasadera (California), envuelto por creencias religiosas. Los cultos religiosos le entusiasmaban e intrigaban, por ello, sus estenopeicas están construidas en forma de culto, pensadas y elaboradas cada una para la ocasión. Para Wayne Martin Belger, la fotografía estenopeica es el medio mas directo para plasmar la realidad, pues no hay ninguna barrera entre la realidad y la fotografía. No solo se contenta con crear fotografías de una manera arcaica y peculiar, sino que para cada tema elegido crea una estenopeica diferente, pues para el sus obras deben estar relacionadas con el entorno, sino esa armonía natural se rompería. Cada estenopeica goza de un sentimiento, entre ellas “Heart”, “Deer”, “Untouchable” … Third Eye es, desde mi punto de vista, su obra mas extravagante y a la vez impactante, su objetivo fue plasmar la belleza de la decadencia, para ello eligió un cráneo de 150 años de antigüedad de una niña de 13 años, pues a sus ojos ¿Quién sino podría ver algo tan decadente? Nadie más que una niña de 13 años en plena flor de la vida que yace muerta. El cráneo esta compuesto por aluminio, titanio, latón, plata y piedras preciosas. Una de las dos fotografías creadas con dicha estenopeica, se trata de dos nichos olvidados en la naturaleza, la segunda fotografía es una forma que desconozco. Procura dar una sensación de armonía con la naturaleza, contrastada con la muerte, el paso de lo bello a lo decadente, la unión entre ambos, pues no existe una belleza sin una decadencia y viceversa.
En mi opinión, las fotografías son increíbles y sin duda las que mas me han sobrecogido e impactado han sido las realizadas por la estenopeica “Underwater”, impresionantes fotografías realizadas bajo el agua, con todo tipo de contrastes, colores y sobre todo magia.
Para mi gusto sus estenopeicas son demasiado recargadas y salvo algunas son todas bastante parecidas, cae en la monotonía artística en cuanto a la forma, sin embargo, dicha cuestión se te olvida cuando vez los resultados tan diferentes que proporcionan dichas cámaras. “Third Eye” es una obra que, a simple vista, apela demasiado a lo llamativo, pero si te paras a observarla veras que tiene unos simples toques bellos (piedras preciosas) y que todo lo demás esta tal cual la realidad lo dejo, salvo el mecanismo que es completamente necesario para la realización de las fotografías. En cambio, “Yama” me resulto demasiado recargada e incita demasiado, a pensar que es una obra meramente creada para venderla y no para plasmar realmente un concepto, pues el resultado de dicha obra no es tan espectacular como otros resultados que tiene con otras estenopeicas.
En conclusión es un claro genio, ha aportado a la fotografía un cambio radical ya que su forma de crear la estenopeica en si es completamente revolucionaria e impactante, llena de magia y sentimiento.

Por: Jessica Gonzalez Gonzalez

Raquel dijo...

El autor de una cámara tan peculiar como ésta fue el señor Wayne Martin Bleger, por supuesto un gran artista, aunque seguramente una obra de arte no al agrado de todos. Al haberse construido con un cráneo real, puede parecer para muchos incluso una falta de respeto y aunque sabemos que hoy en día hay mucha gente a la que le “gusta” todo lo relacionado con la muerte, incluso para ellos puede parecer demasiado grotesco la utilización de un cráneo real y de una niña.Raquel de Pazos Pazos.

ABLara dijo...

La camara pertenece a Wayne Martin Belger, conocida como ''El tercer Ojo'' realizada de aluminio, titanio, latón, plata, piedras decorativas y un cráneo de 150 años de una niña de 13 años de edad.
El funcionamiento de esta camara estenopeica es igual al resto, sin embargo, tiene mucha más originalidad, la luz entra por el ''tercer ojo''.

La fotografia obtenida esta impresa en gelatina de plata.





Alejandro Bravo Lara.

Borja dijo...

De: Borja Güeto González - grupo:B

El creador de esta original, a la vez que macabra cámara que muestra la imagen, se trata de Wayne M. Bleger, nacido en 1964 en Pasadera (California).
La cámara que se presenta, ha sido creada por él utilizando aluminio, latón, plata, piedras preciosas y una calavera, que perteneció a una niña de 13 años que murió hace 150 años.
Esta cámara fue bautizada por su creador con el nombre de “Third eye” o “Tercer ojo”; esto se debe a que el orificio de la cámara está situado justo en el entrecejo de la calavera, lugar en el que, según algunas creencias de ocultismo, se encuentra lo que se conoce como el “Tercer ojo”: un ojo que nos permite ver aquello que no se puede ver, y esa pudo ser la intención de su creador, la de captar con esta cámara algo en concreto que escapa a simple vista, como es la belleza de la decadencia y poder estudiarla, motivo por el que afirma el autor que fue diseñada la cámara.
Esta cámara aparte de ser su cámara más famosa, también es la más polémica.
Otras cámaras de Bleger están creadas con cuernos de ciervo, trozos de una de las torres del World Trade Center, biblias, torás, coranes o calaveras. Cada cámara tiene un nombre y una función dependiendo directamente del material o materiales utilizados a la hora de su creación, haciendo que el acto de fotografiar se convierta en algo tremendamente espiritual.

Todas las fotografías que realiza Wayne siempre tienen un toque oscuro y macabro que le caracterizan, pero siempre con gran calidad. Este afán por lo tenebroso le viene desde muy pequeño, ya que estuvo expuesto a un ambiente católico muy conservador, en el que llegaba a asistir a misas en latín. Todo esto, en conjunto, quedó grabado en su cabeza con un sentido de admiración y a la vez, de intriga ya que no llegaba a comprenderlo.

Ha expuesto sus obras por medio mundo, y ha sido nombrado en algunas de las revistas más prestigiosas de arte.

venxxa dijo...

Hombre interesante a la vez que tenebroso es WAYNE MARTIN BLEGER, hombre fascinado por la iglesia ya que pertenecía a una familia católica conservadora y la cual observaba como algo mágico con esos altares, costumbres, rituales de magia hechos con plata, piedras y “sangre” y cuerpo para entrar en contacto con dios.
Por esto el, crea sus cámaras para cada tema, las crea como algo espiritual, ve a la cámara estenopeica como algo sin barreras entre el sujeto a fotografiar y el papel de su cámara.
Sus fotografías tienen un estudio previo de la foto que quiere realizar, como le gustaría verla, para así después crear la cámara perfecta para esa imagen recogiendo objetos q tengan q ver y estén cercanos al sujeto.
Al igual que en los ritos, crea sus cámaras con materiales como plata, piedras preciosas, titanio e incluso sangre VIH+ utilizada (como filtro rojo) madera, marfil…. Para q sea como una comunión entre él y el sujeto que fotografía. Posee unas 11 cámaras distintas fabricadas por el mismo cada con su nombre y con un propósito distinto.
La cámara de la fotografía llamada THIRD EYE, fue creada con el cráneo de una muchacha joven de unos 13 años al morir, pero con 150 años de antigüedad al cual creo gran polémica. Pero no es la única también posee una con una calavera de un monje tibetano de unos 500 años llamada YAMA (dios tibetano de muerte), así como materiales tan duros como la sangre de un VIH+ que pasa atraves de un tubo por el agujero de la estenopeica para hacer un filtro rojo, para ver atraves del sufrimiento de un VIH+.
Todo para poder recrear la belleza del decaimiento.

Sánchez Jimena Vanessa Grupo B

DuVeRaL dijo...

El autor es Wayne Martin Bleger. A la cámara se le ha añadido metal y piedras preciosas.
Se supone que pertenece a una chica de 13 años que murió hace 150.
Ha decidido llamarle Third Eye, el tercer ojo.

JULIÁN GARCÍA CASTILLO

Raquel dijo...

El autor de una cámara tan peculiar como ésta fue el señor Wayne Martin Bleger, por supuesto un gran artista, aunque seguramente una obra de arte no al agrado de todos. Al haberse construido con un cráneo real, puede parecer para muchos incluso una falta de respeto y aunque sabemos que hoy en día hay mucha gente a la que le “gusta” todo lo relacionado con la muerte, incluso para ellos puede parecer demasiado grotesco la utilización de un cráneo real y de una niña.

Este artista hace de la fotografía algo nuevo hasta el momento, su trabajo no se basa sólo en las imágenes, sino en las cámaras con las que las crea, utilizando siempre materiales muy peculiares.
Según el material con el que construye cada cámara hace un tipo de fotografía, y dependiendo de éstos materiales y la función que le da a la cámara, le da un nombre determinado. La mas famosa es la que tenemos representada en éste ejercicio, llamada “ Tercer ojo”, la cual recibe éste nombre por estar hecha con el cráneo de una niña de 13 años.
Según Bleger, el “ Tercer ojo” está diseñada para “estudiar la belleza de la decadencia”. Como vemos siempre busca un significado mucho mas trascendental y tenebroso que el mero hecho de construir una cámara.

Bleger se crió en el seno de una familia conservadora y católica, lo que causó un gran impacto en la forma en que éste artista interpreta la fotografía.

Eileen dijo...

El autor de esta obra llamada Third Eye es Wayne Martin Bleger, un artista innovador y extravagante que creció en California en un ambiente católico y conservador. Su forma de ver la fotografía le ha creado una fama a nivel mundial, dada su particular forma de crear cámaras estenopeicas con materiales como calaveras(como en este caso), plata, sangre, cuernos, etc.
En el caso de esta cámara, ha sido fabricada con una calavera de una niña de 13 años que murió hace 150 años y ha sido adornada con piedras preciosas. Además usó para crearla materiales como el titanio y la plata.
Las fotos resultantes de esta cámara son de una increíble calidad, ademas de representar el estilo tenebroso del autor.


Eileen Guardia Godoy lust-ink@hotmail.com

Gatuno dijo...

Dicha fotografía esta realizada con la calavera que aparece en la imagen y su autor es el fotografo Wayne Martin Bleger. Este variopinto
fotografo ya nos tiene acostumbrados a rarezas a la hora de construir una camara, utilizando materiales como por ejemplo cuernos de ciervo, biblias, trozos de escombros del World Trade Center, coranes ...etc.
Pero su obra mas polémica es la estenopeica ''Third eye'' tercer ojo, la cual fue creada a partir de el craneo de una niña de 13 años que vivió aproximadamente hace unos 150.

En esta obra se emplean materiales como aluminio, latón, titanio, plata, piedras preciosas y la calavera.

Wayne nace en 1964 en Pasadena (california) y desde muy chico es criado en un ambiente catolico muy estricto, lo cual deja secuelas en su forma de entender la fotografía.

damian_rorschach dijo...

Estas dos imágenes son una cámara estenopeica y una foto hecha con la propia cámara. El autor es Wayne Martin Belger, un fotógrafo contemporáneo norteaméricano. Es conocido por sus extravagantes cámaras, contruídas por el él mismo. Según sus palabras, el motivo por el cual usa la cámara estenopeica, es la relación que se crea entre el sujeto y el material fotosensible sin ningún tipo de barrera, sin nunguna lente o chip (digital) que transforme la luz. Según él, se logra una verdadera representación de la luz y del momento.
También explica porqué decide contruir sus propias cámaras. Este hecho parte de su deseo de relacionarse con el sujeto. Estudia el sujeto y función de esto construye la cámara valiéndose de diferentes materiales como aluminio, titanio, cobre, bronce, huesos y órganos humanos y hasta sangre con Sida. Con esto construye "un puente" entre el sujeto y él, mostrando el "horror de la creación y la belleza de la decadencia"
Al ser las cámaras tan diferentes entre sí conseigue resultados muy diferentes usando deferentes técnicas de rebelado. Usa tonos sepia y suelen aparecer figuras medio transparentes que parecen de otro tiempo, recordándo al romanticismo y de estilo terrorífico o fantasmagórico.

yami dijo...

La “cámara estenopéica calaverica” que nos ocupa intenta simular a YAMA, el dios tibetano de la muerte, (se pronuncia liamal, nacido de Vivasvat (el dios del Sol) y de su esposa Saranyū, al morir, debido a que fué el primero en llegar al Cielo, se le nombró líder de los muertos.
LIama pertenece a una etapa muy temprana de la mitología védica.
Tiene dos perros guardianes de cuatro ojos, llamados Shabala ‘[pelaje] con manchas, con colores, aunque personalmente me declino por pensar que procede de la palabra árabe shahaba (amigos, compañeros)
El creador de ésta cámara estenopéica tan singular y macabra es un fotógrafo llamado Wayne Martin Belger, la cámara está metida en la calavera y cubierta de plata, oro, mercurio ,algunos metales más y piedras preciosas.
Su fabricación ha elevado su coste a un montante de casi 4.000 euros, y actualmente su propietario no ha pensado en su comercialización y venta.
Parece ser que debido a los añadidos que Wayne ha aportado a cada cámara se obtienen distintos acabados y efectos fotográficos, como si la cámara embebiera parte de ella en cada fotografía.
Wayne Martin Belger,‭ ‬el Boy of Blue,‭ ‬es un artista autodidacta,‭ ‬instructor de buceo,‭ ‬instructor de escalada en roca,‭etc…Según Wayne: “‬Con fotografía pinhole,‭ ‬el mismo aire que toca mi sujeto puede pasar a través del agujero y tocar la emulsión en el negativo.‭ ‬No hay barrera entre los dos.‭”
‬Wayne cree de esta forma poder llegar a un punto donde no exista la manipulación en la fotografía y obtener una imagen pura.
( creo que es una calavera que tiene 150 años y que perteneció a una niña de 13 años).



Yamina Abdelkrim Mohamed 1º B

ElenLena dijo...

Wayne Martin Bleger y "Third Eye" (parte I)

Wayne Martin Bleger es un artista que ha llevado el mundo de la fotografía a un nivel diferente de lo hasta ahora encontrado. Y es que su obra, no solo reside en la imagines que crea, sino también en las cámaras que construye para darles efectos.

Nació el día 11 de febrero de 1964 en Pasadera (California). Proviene de una familia de comprensivos padres de clase media católica. Desde el principio de su infancia, estuvo expuesto a un ambiente católico muy conservador: misas en latín, boato católico y cosas por el estilo. Todo esto se quedó grabado en la cabeza de Bleger con un sentido de admiración y a la vez, intriga por algo que no llegaba a entender, pero le fascinaba. El lenguaje mágico, las prácticas de magia, y los altares con sus propias tradiciones rituales le llamaban la atención desde cuando tenía tan solo cinco años de edad.
La influencia de estos aspectos religiosos llega a tal grado que los elementos que usa para sus creaciones tienen mucho que ver con esto. Como los sacerdotes hacían sus herramientas de oro y plata, y sangre y el cuerpo para estar en relación directa con el tema de Jesús, él crea sus herramientas de aluminio, titanio, sangre y cuerpo para estar en relación directa con ello.
Partiendo de la idea de cámara estenopeica , Bleger crea artefactos con materiales tan inusuales como cuernos de ciervo, trozos de una de las torres del World Trade Center, biblias, toras, coranes o calaveras.
Wayne Martin Bleger prefiere la fotografía estenopeica ya que el mismo aire que toca el sujeto puede pasar a través del agujero y tocar la emulsión foto en la película. No hay ninguna barrera entre los dos. No hay ningún cambio de las lentes y la manipulación de la luz. No hay fichas para convertir la luz en el código binario. Con el agujero de alfiler lo que se obtiene es una representación verdadera no manipulada de un segmento de la luz y el tiempo, un puro reflejo de lo que es en ese momento. En su caso empleaba un tiempo cercano a dos horas de exposición.
La creación de una cámara viene de su deseo de referirse a un tema. Cuando elije un tema pasa un tiempo estudiándolo, entonces visualiza como le gustaría una foto del sujeto a fotografiar. Cuando decide, se pone en un escenario de la cámara del proyecto con la recopilación de piezas, artefactos y reliquias que se relacionan con el tema. Cuando reúne suficientes elementos, y siente que ha dado con lo que busca, comienza la construcción de la cámara.


Elena Mª Pérez Arjona 1º A.

ElenLena dijo...

Wayne Martin Bleger y "Third Eye" (Parte II)

Él cree que las cámaras realizadas con materiales como aluminio, bronce, oro, titanio, latón, acero, plata, madera, vidrio, acrílico, huesos humanos, órganos humanos, cuernos de animales, y diversas cosas más, son el "puente sagrado de una ofrenda de comunión entre él y el sujeto". Concentra su atención en todo ello mezclando lo personal y lo material. Cada cámara tiene un nombre y una función, que depende directamente del material o materiales utilizados a la hora de su creación, haciendo que el acto de fotografiar se convierta en algo tremendamente espiritual.

Nos encontramos ante la imagen de la que es su cámara más famosa y polémica, titulada "Third Eye" (Tercer Ojo). Está construida con el cráneo de una niña de trece años, que vivió hace más de 150 años. Esta cámara esta diseñada para estudiar la belleza de la decadencia, según las propias palabras del autor. Para su construcción usó aluminio, titanio, latón, plata, piedras preciosas y la calavera de la niña. Es de un formato de placa de 9x12 centímetros. El tipo de fotografías que se obtienen es también estenopeico, a través de una apertura a modo de tercer ojo en el centro de la frente.
Además de este, Bleger ha diseñado varios modelos de cámaras tan diferentes y extravagantes como la que hablamos (Yama, Wood, Dragonfly, Deer... son algunos ejemplos). Entre sus creaciones podemos encontrar hasta once modelos con fotografías en 360º y muestras de las fotografías realizadas.
A pesar de ser cámaras estenopeicas, su frabricación es de alta calidad. Las fotografías que realiza son muy interesantes, y siempre con el toque macabro y oscuro que le caracteriza.
Su particular manera de entender la fotografía le ha llevado a participar en exposiciones por medio mundo, así como a ser mencionado en algunas de las revistas mas prestigiosas del mundo del arte. Sin embargo no a todos les gusta su originalidad, pues toman como una aberración el hecho de usar cadáveres para sus obras.
La fotografía a destacar, proveniente de "Third Eye", tiene como nombre "Dos corazones", es de 11x14 de impresión en gelatina de plata y serie en carretera Altar.


Elena Mª Pérez Arjona. 1ºA.

José Mª dijo...

José María Escalona López
Técnica Fotográfica
Fotografía Artística – 1º - Grupo A

La Fotografía, como cualquier otra ejecución artística, propone la posibilidad de ser creativo más allá de su praxis visual, es decir, propone una creatividad que puede aplicarse, además de al resultado visual perseguido, a lo maquínico del medio; esto es, a crear artefactos fotográficos que, lejos de ser un lastre para la ejecución de la fotografía, puede incluso reforzar el significado de ésta.

Es el caso de la “estenopeicalavera”, una cámara fotográfica estenopeica creada por Wayne Martin Bleger a partir del cráneo de una joven de 13 años que vivió hace más de siglo y medio. Denominada “Third eye” (Tercer Ojo) por su propio autor (por aquello de que, además de las cuencas oculares, el cráneo posee en la zona de la frente el estenopo, que actúa de tercer ojo que capta lo que los originales ya no pueden ver), este artefacto no es una mera cámara estenopeica en el sentido de que no es usada por el artista de forma banal para captar escenas cotidianas, sino más bien todo lo contrario, ya que la usa para un fin específico acorde con la estética del artefacto en sí.

Así pues, con la “Third Eye”, Bleger capta momentos particulares con cierto tono macabro, decadente, tétrico, muy acorde con el paso del tiempo y el devenir de la mortalidad. Tampoco es casual, por ello, que construya precisamente una cámara estenopeica, ya que la técnica de ésta refuerza esta misma idea propuesta por el autor, al ser un tipo de fotografía muy puntual, específica, que requiere de un proceso precario y con el que se obtienen resultados estéticos ejemplificadores de todo ello; como ese aire antiguo, sucio, ajado, casi borroso; que a su vez, remite a la propia naturaleza fotográfica, puesto que la cámara estenopeica, basada en la cámara oscura, es la primera cámara fotográfica que se hizo y que permitió plasmar momentos específicos sobre un papel hace más de 150 años; por lo que se deduce que tampoco es casual que el cráneo escogido sea el de una niña que vivió aproximadamente hace ese mismo tiempo.

Con ello, Bleger parece proponer una reflexión acerca de cómo entender la Fotografía, si como algo meramente pragmático, y/o además como algo maquínico, técnico; todo ello fusionado para ofrecer resultados estéticos que no sólo pueden verse en el papel, sino que además se ven reforzados por el artilugio, por la cámara, como acabamos de ver. Siendo así la Cámara, el Papel, la Escena, el Tema y el Arte una extensión los unos de los otros, y que elevan el significado de todo ello a otro nivel. Y es que de hacer este tipo de Fotografías con una cámara estenopeica que no fuese el cráneo de una niña muerta hace más de un siglo, el retrato de la muerte, la decadencia, y en definitiva, el paso del tiempo, no tendrían la misma repercusión.

Cabe destacar, por todo ello, pequeños detalles que el artista ha tenido en cuenta a la hora de realizar su casi escultura-cámara fotográfica y que refuerza aún más lo comentado, como que incruste piedras preciosas y plata en el artefacto, dotándolo de un aire religioso, casi como una reliquia, algo a lo que venerar y respetar. Premisas que, apurando más el tema, podríamos extrapolar, nuevamente, a la naturaleza fotográfica, ya que con ello, el autor parece dejar clara su veneración y predilección por la Fotografía, queriendo hacer ver de ella que es un medio que no muere (como los propios momentos que capta), que ha de ser respetado y elogiado.

Por último, decir que todo ello no es una propuesta gratuita y que al autor se la haya podido ocurrir sin más, y es que nada de esto tendría sentido de no ser por el contexto del propio Bleger, marcado por una infancia y ambiente familiar católico y conservador propio de la sociedad americana de los años 60 (década en la que nació); hábitos familiares basados en una religiosidad puritana y estricta que marcaron la forma de ver el mundo del artista y cuyo obra no entenderíamos de no ser por esto.

Natalia dijo...

Wayne Martin Belger es un fotografo, californiano nacido en 1964. El es el creador de "Third eye" o el tercer ojo, esta camara estenopeica esta contruida con el craneo de una niña de 13 años que murio hace 150 años. Belger escoge los materiales con con los que hacer la imagen segun lo que desea conseguir, de niño comenzó a preguntarse en que se diferenciaban un cura con sus artilujios para logra una "conexión espiritual" con dios y los instrumentos de un hechicero para conectar con los espiritus, el usa las herramientas que le acerquen al fin, a la representación de un momento sin interferencias, sin lentes, solo el más fiel retrato posible de la realidad.

memo dijo...

lo que mas me gusto de Wayne Martin es el proceso que lleva acabo para realizar sus camaras empezando primero por ver el tema ye el sujeto. se nota que verdaderamente la camara es solo un instrumento la fotografia nace en la mente del fotografo.
guillermo

pepe dijo...

La fotografía tenebrosa del paisaje
está realizada por Wayne Martín Bleger, artista californiano amante de las temáticas oscuras y trascendentales.La ha efectuado con la camara estenopeica que está dentro de la calavera, la cuál esta adornada con metales y piedras preciosas. Se llama "Third Eye", el cráneo pertenece a una niña de 13 años que falleció hace 150 y representa a Yama, diosa tibetana de la muerte. La intención del artista al hacer tan peculiar cámara es estudiar "la belleza de la decadencia". Considera que los materiales y objetos que se usen para fotografiar condiciona absolutamente el tema o modelo a retratar.

Ana Sara dijo...

Wayne Martin Belger, tambien conocido como boy of blue es un artista que se vale de materiales como
calaveras, huesos, sangre infectada con vih para hacer sus peculiares camaras. concretamente esta, llamada third eye está hecha
en una calavera real que pertenecia a una niña y que tiene mas de 150 años, tambien tiene piedras preciosas incrustadas y otros materiales
que hacen que su precio sea de unos 5.000 dolares.
Las fotos que hace son tan particulares como las camara que emplea, y cada una de sus camaras es como si impregnasen su esencia a la foto.
Podemos ver sus camaras y las diferentes fotos que hacen en su página web www.boyofblue.com